Lideres | VISION G12 | La Escalera del Exito | Adoradores | Musica | Mis Fotos | Estudios Biblicos
 
La Escalera del Exito
 
 
GANAR
Es la etapa de evangelismo, la cual se ejecuta a través del contacto personal, o en forma masiva, aprovechando reuniones congregacionales. Ganar a los perdidos para Cristo, es una labor que no depende de nuestra decisión, sino que es un requerimiento hecho por el Señor en la Gran Comisión (Mateo 28: 18,19)

Gracias a que los discípulos de Cristo empezaron a cumplir con este mandato, el mensaje de salvación llegó hasta nuestros días y hemos sido rescatados, ahora nuestra responsabilidad, es continuar con esta tarea.(Juan 17: 3; Proverbios 11: 30b)

Ganar almas, es como un arte en el que se combinan: el tiempo de Dios, la unción divina, y la sensibilidad al Espíritu Santo.

CONSOLIDAR
Consiste en conservar el fruto alcanzado en la etapa de ganar. Es el cuidado que se debe brindar al recién convertido y constituye un proceso eficaz para formar discípulos, cumpliendo de manera integral con la Gran Comisión (Mateo 28: 18-20; Juan 15:16,17)

En la consolidación, el nuevo reafirma su decisión personal por Jesucristo, a través de la atención que se le brinda a cada uno, desde el instante de la entrega. Es un trabajo que exige dedicación, entrega, y esfuerzo por ver a los nuevos creyentes solidificarse en su fe ( Gálatas 4:19)

DISCIPULAR
En el desarrollo de la visión uno de los principales objetivos es hacer de cada creyente un líder, alguien capaz de reproducir el carácter de Cristo, en él y en otras personas. Ello demanda una etapa de formación que se denomina discipulado, que equivale a un entrenamiento que prepara a cada individuo, para ganar a los perdidos y ejercer un liderazgo de influencia positiva. Esta etapa también está determinada en la Gran Comisión: "...Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado" ( Mateo 28: 20)

ENVIAR
Toda persona que ha recibido capacitación en aspectos teológicos y doctrinales, y ha captado el carácter de Cristo durante la etapa del discipulado, estará preparada para reproducirse en otros cumpliendo una misión evangelística. (Mateo 9:38)

Durante este proceso, el creyente formado comprende que debe poner a funcionar los talentos que Dios le ha entregado y que han sido perfeccionados durante la capacitación (Hechos 6:3)

Imagen